Cómo cuidar tu cámara fotográfica en la playa

La playa es uno de los mejores lugares para tomar fotos, en ella tenemos infinidad de recursos para explotar nuestra creatividad y sacar tomas espectaculares, pero es también uno de los lugares más peligrosos para nuestra cámara fotográfica, ya que la exponemos a la arena, los rayos ultravioletas, y por si fuera poco a la altamente corrosiva agua del mar. La intención de este post no es asustarte para que no lleves tu cámara a la playa ni mucho menos, sino todo lo contrario, darte algunos consejos para que sepas como cuidar de ella en ese ambiente y puedas disfrutar tomando todas las fotos que quieras en la playa 😉

Por experiencia personal puedo decirte que la arena y el agua del mar son muy dañinas para la cámara, y el error de no proteger mi cámara en una salida a la playa me costó muy caro ya que tratando de capturar una ola en una foto ¡fue la ola la que capturó a la cámara! Y no es que se haya sumergido la cámara en el mar, no, una simple gota de agua que entró al objetivo seguida por una cadena de errores de principiante de mi parte llevaron a la falla total de mi querida cámara compacta. Es por ello que a continuación te daré varias recomendaciones para que no te suceda lo mismo.

1. Cuida tu cámara del viento y la arena:

Arena de playa

Transporta la cámara dentro de una bolsa con sello hermético dentro de tu bolso, ya que gracias a la brisa, la arena impregna fácilmente todas nuestras pertenencias y partículas muy finas podrían meterse en la cámara por medio de cualquier ranura. Saca la cámara sólo cuando vayas a usarla y a su vez, evitar tocar la cámara con arena en las manos o ponerla sobre la arena ya que esto sería una entrada fácil de la misma al cuerpo de la cámara. Al momento de manipular la cámara asegúrate de haberte lavado las manos con agua dulce para remover el salitre y que tus manos estén secas.

filtro
Protege el lente de tu cámara usando filtros.

Sí tu cámara es réflex evita hacer cambios de objetivos, memorias o batería mientras estás en la playa ya que todos estos compartimientos son puertas de entrada para la arena y la sal. Recurre al uso del parasol y filtros UV  para proteger los objetivos de ralladuras así como de ruptura en caso de una caída accidental, de hecho, procura siempre tener un filtro sobre tu objetivo cuando no estés usando la cámara ya que no siempre podemos anticiparnos a una caída del mismo. Es preferible que se rompa el filtro y no el lente.

 

2. Evita que la cámara entre en contacto con el agua:

Fotografia de la playa desde la arena
Cámara sin protección + olas del mar = receta para el desastre

A veces pensamos que lo más peligroso que puede suceder es que la cámara caiga dentro del mar, pero como sucedió en mi caso, hasta la más imperceptible gota de agua que salpique a la cámara o el objetivo puede causarle un daño irreversible a tu equipo, así que como los gatos las cámaras no son amigas del agua. A menos que tu cámara esté diseñada especialmente para ser sumergida en el agua o tengas una carcasa para este fin, olvídate de exponerla directamente al agua.

Sí es absolutamente necesario estar muy cerca del agua puedes proteger la cámara envolviéndola con plástico y dejando solamente expuesto el cristal del objetivo y si se trata de una cámara compacta usarla dentro de una bolsa sellada herméticamente te ayudará a protegerla.

Licencia: Creative Commons
Protege tu cámara réflex envolviéndola en plástico. Licencia: Creative Commons

 

Camara dentro de bolsa
Protege tu cámara colocándola en una bolsa con sello hermético.

 

3. Evita la exposición directa al sol y altas temperaturas

Puesta de sol
Evita la exposición prolongada al sol

Como la mayoría de los equipos electrónicos lo indican en sus advertencias de seguridad, éstos no deben exponerse directamente y de manera prolongada a la luz del sol, ya que los rayos ultravioleta y las altas temperaturas también dañan los equipos. Igualmente, evita tomar fotografías apuntando directamente al sol sin el uso de filtro, no sólo protegerás tu cámara sino también tu visión.

 

 

Sí olvidaste seguir alguna de éstas recomendaciones o si sencillamente no hubo manera de evitar la catástrofe esto es lo que debes hacer en caso de que se moje tu cámara con agua, le entre arena o ambos:

  1. Primer paso: No entres en pánico, lo que hagas o dejes de hacer en este momento es crucial para salvar o terminar de dañar tu cámara. Sí la cámara se moja estando encendida no la apagues de manera convencional, simplemente retira la batería inmediatamente. Sí por lo contrario se moja estando apagada no trates de encenderla para verificar si funciona o no (sé que la tentación es difícil de controlar, pero ¡así es como dañé mi cámara!). Sí entró agua al cuerpo de la cámara o al objetivo, con encenderla o mantenerla encendida solamente se logrará distribuir el agua a través del sistema interno creando un corto circuito, dañando no sólo la cámara sino también la batería, así que mucho cuidado.
  2. Segundo paso: Una vez retirada la batería, seca el exterior de la cámara con una tela, idealmente de microfibra y evita el uso de servilletas o cualquier otro papel que pueda dejar residuos sobre la cámara o el objetivo.
  3. Tercer paso: No vuelvas a usar la cámara por al menos 24 horas y colócala en una caja bien sea de cartón o recipiente plástico sellable con sobres disecantes de sílica (de esos que vienen cuando compramos zapatos u otros artículos) ya que estos absorben la humedad, pero en caso de no tenerlos puedes sumergir el equipo en arroz que también absorbe la humedad.
  4. Cuarto paso: Una vez transcurridas las 24 horas y sí estas seguro de que la cámara ya se ha secado completamente puedes proceder a comprobar si funciona colocando la batería y encendiéndola, sí aún notas cierta humedad o no estás seguro espera un tiempo más para llevar a cabo este paso. Sí al probar la cámara no funciona, retira la batería nuevamente y dirígete al servicio técnico más cercano para que los profesionales se encarguen de examinarla y diagnosticar un posible daño.

 

Ahora ya estás list@ para ir a la playa y tomar fotos con tu cámara de forma segura 😉

 

fotografia en la playa

Espero que te sean útiles estos consejos,  si tienes más recomendaciones, cuéntamelas en los comentarios, no olvides compartir éste post en tus redes sociales 🙂

Más tips para proteger tu cámara en las siguientes páginas:
How to Protect your Camera in Extreme Conditions
How to Care for Your Camera
24 Consejos para proteger tu cámara este verano
8 stupidly easy things you can do to keep your camera working into the next half-century

 

Cuéntanos tu opinión

avatar
  Subscribe  
Notifícame de